Jueves, 20 de junio de 2019 5:16 PM

Antagónicos… y no

Así, como dice el título, son en esencia los casos de hoy. El primero porque, por fortuna, es una respuesta inmediata a lo publicado aquí el día 18 de este mes; el segundo porque no es feliz y, de ser probado, merece la atención de las autoridades de Salud Pública.

A la publicación referida (En espera) contesta Alberto Pastor Fernández Pena, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Ciego de Ávila: “Efectivamente, Silvio Miguel Rodríguez (…) tiene mucha razón en sus señalamientos respecto al cine Apolo del municipio de Morón; esta es una instalación con magníficas condiciones para el desarrollo de actividades culturales, lugar que desde el año 2011 se le entregó a la UNEAC de ese territorio con un nivel de deterioro muy alto, donde solamente se le dio vida cultural al lobby como galería.

“Esta instalación se considera sobredimensionada para esta organización, como casa social y sin posibilidades de ejecutar la inversión constructiva necesaria. Posteriormente, en el año 2014, con la entrada de la nueva presidencia de la UNEAC, se acondicionaron los Jardines del Apolo y se implementa allí una oferta cultural activa con especial énfasis en las peñas culturales y el funcionamiento de la sala de navegación.

“Tras el paso del huracán Irma, en septiembre de 2017, sufre un mayor daño la cubierta de fibrocemento y las planchas que fueron rescatadas se utilizaron en el acondicionamiento de algunos cines de la provincia que también fueron afectados constructivamente.

“Desde 2014 se han realizado varios llamados de atención por las presidencias Provincial y Municipal de la UNEAC a los organismos competentes con el objetivo de que se le entregue este local a una entidad que pueda asumir la inversión necesaria para así darle un mayor uso social, y de este modo favorecer la calidad de vida de los
habitantes de Morón.

“Las propuestas relacionadas con que el cine Apolo se convierta en un Complejo Cultural, Casa de La Música, o que sea asumido por la Agencia Palmares, son algunos ejemplos que hasta la fecha no han logrado materializarse.”

El segundo caso lo remitió a Invasor Lupe María Balmaseda Martínez, paciente oncológica residente en el reparto Ortiz, con serias limitaciones de locomoción y de salud en general.

Lupe María alega haber sido maltratada, el 18 de este mes, en la Clínica Estomatológica Docente de Ciego de Ávila, ubicada en la intersección de las calles Joaquín de Agüero y Honorato del Castillo: “(…) tuve consulta con la doctora Teresa, la cual me maltrató y me dijo palabras obscenas.

“Al día siguiente me presenté a la Dirección de la entidad para quejarme del servicio que la misma me había prestado, pues el empaste que esta me había puesto se me cayó al llegar a la casa y tuve que ir con otra dentista de esa misma clínica para que me lo volviera a poner. Al dirigirme a la doctora Teresa se rió de mí y me dijo que ella no podía hablar, pues estaba con problemas en la voz.”

Manifiesta haber conversado con varios trabajadores, quienes le aseguraron que “tienen que traer comida de sus casas y un pomo de agua fría para poder tomar; no hay baños donde hacer las necesidades, ni el personal que trabaja allí ni el que visita la clínica. La caja de agua fría está rota, tiene el motor quemado, y lo saben la directora y la administración de ese lugar. Estos se hicieron los desentendidos.”

Acerca de la primera misiva, considera este redactor que es hasta absurdo creer que el Consejo de la Administración en Morón no cuente con un destino que darle al cine Apolo en bien de la ciudad y sus habitantes.

En cuanto a la segunda, lo mejor es esperar a que la Dirección de Salud en la provincia evalúe lo denunciado por Lupe María y envíe su respuesta a Invasor.


Comentarios  

# Alejandro Chang Hernández 11-06-2019 08:13
Da vergüenza cada vez que uno ve esto en el periódico. ¿Acaso Cuba no es un país con alto nivel educacional y cultural? A veces no lo parece. Es lamentable hasta dónde llega a veces el maltrato, la falta de profesionalidad, la incompetencia y demás, de los funcionarios públicos, sobre todo en organismos tan sensibles como Salud, Educación, Gobierno y Cultura.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar