Lunes, 21 de enero de 2019 12:50 PM

Él quiere ser

A todos mis maestros

Tadeo tiene seis años y ya dice que quiere ser maestro. Quisiera ser como su mamá, sus seños del círculo y Alicia, su maestra de primer grado, porque cree que muchas cosas le hemos enseñado.

Ahora juega a serlo y, gracias a la inventiva de su escuela, lleva siempre su distintivo y va anunciando que participa en un Círculo de Interés donde todos son guerrilleros de la enseñanza.

Y ese juego me conmueve, sobre todo por estos días, en que sin poder evitarlo, recuerdo a mis maestros.

No he olvidado a ninguno de los que tuve. El tiempo, que siempre hace de las suyas, me llevó algún nombre, pero el recuerdo de ellos y lo que me enseñaron me acompañarán por siempre.

Cuando Leida Lugo, mi primera maestra, me recibió en aquella aula bella de la escuelita con nombre del mambí dominicano amado por todos, y le dijo a mi mamá que no se preocupara, que estaría bien, yo no podía sospechar cuán maravilloso sería ese mundo de libros y saberes, ni cuántos buenos maestros se desvelarían por mí.

Era imposible que a mis cinco años yo imaginara la felicidad que provoca aprender algo, hacerlo tuyo para siempre, no podía saber entonces que el conocimiento es infinito y mientras más aprendes más sed puede darte.

Cómo se puede olvidar a aquel que puso en mis manos un libro y, atándome a la lectura, me ha hecho viajar a muchos mundos y muchas vidas, a quien declamó unos versos con tanta pasión que me enseñó que la poesía puede alejarnos del mal, del dolor y la adversidad, que con ella se puede crecer, volar, encender lámpara.

Cómo no recordar a quienes me enseñaron la letra del himno de mi patria, a escribir papá y mamá, cómo olvidar a quien anudándome la pañoleta me hacía dueña de una estrella y responsable de mantenerla con luz.

Ellos me acercaron a Martí de la mejor manera, porque fue viéndolos sumergidos en su sencillez y su deseo de mejor ser útil que príncipe, viéndolos cómo pasaban callados ante la gente vanidosa, fue que supe que de verdad lo conocían.

Yo crecí rodeada de maestros, ayudada y acompañada por ellos; de todos aprendí algo bueno y bello; de todos guardo un hemoso recuerdo. Ninguno se merece de mí un reproche, ni los que me castigaron sin razón o me regatearon un punto, de todos aprendí, y aunque parezca un lugar común, eso no tiene precio.

Tendrán que pasar muchos años para que Tadeo llegue a ser el maestro que hoy quiere. Quizás otros deseos le ganen a este impulso infantil y la vida lo lleve por otros caminos, sin embargo, ahora y por siempre le daré la razón cada vez que diga que esta es la profesión más linda de la Tierra; lo ayudaré a hacer realidad este hermoso sueño y lo enseñaré a amar y a no olvidar jamás a ninguno de sus maestros.


Comentarios  

# Alejandro Chang Hernández 15-12-2018 09:00
Mi Carmencita, cómo logras siempre llenar de luz nuestras vidas con tus palabras. Si te dijera ese fue uno de mis sueños no cumplidos, !pero eran tantos diferentes! Quería y quiero hacer tantas cosas que no me va a alcanzar la vida. Jamás olvidaré a cada guerrero de la enseñanza que me llevó a ser lo que soy hoy. !Cuántas alegrías, cuántos sueños cumplidos! No se me olvida cada desesperación esperando la nota de una prueba final, o de un control. Pero !qué emoción al ver que había cumplido con ellos, con mis padres, con mi patria! Te cuento que fui monitor y alumno ayudante, di clases para apoyar la falta de profesores en el pre y la universidad. Si te dijera que fue una de las sensaciones más placenteras que he tenido en mi vida. Cuando estaba en 12mo grado, en los Camilitos, ese gran centro que me hizo mejor persona y hombre más íntegro, me dieron la tarea de preparar a los estudiantes de 10mo y 11no para las pruebas finales en Matemática. No podía imaignar entonces el tamaño e impacto de mi trabajo, por primera vez en la historia 10mo grado no tuvo ningún desaprobado ese año, todos salieron en finales o extras. Y en 11no solo 5 se quedaron, uno de los mejores resultados de la historia también, porque ya todos sabemos que es el año más difícil del pre. Ese fue el mejor regalo para mi graduación el 8 de julio, y lo mejor es que muchos de mis amigos-compañeros-alumnos, estuvieron ahí. Yo necesito desarrollarme como ingeniero, porque está en mi sangre, en mi forma de ser, pero quiero algún día compartir mis conocimientos con las nuevas generaciones, y si puedo algún día cumpir ese sueño, lo intentaré. Gracias por tus buenas vibras de cada botella, mi escritora preferida, muaaaaaa.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Mara 16-12-2018 07:49
Tadeo no puede ni imaginar la suerte que tiene de que tu seas su mama, por eso quiere ser maestro porque ve en ti lo que el quiere ser, estoy segura le has inculcado la nobleza de esa profesion, no hay nada que yo recuerde con mas amor de mi infancia que a mi primer maestra, su dulzura, su entrega, esa responsabilidad de enseñarme a escribir y leer las primeras letras, yo tambien fui maestra, las cosas de la vida me hicieron cambiar de profesion, pero no hay nada que exhiba con mas orgullo que mi titulo de Licenciada en Educacion, eso lo llevo en mi corazon y nadie podra quitarmelo, por eso no voy a dejar pasar esta oportunidad para enviarles mi cariño, mi admiracion, mis respetos y mis felicidades a todos los maestros avileños, a todos de cualquier parte que lleven dentro esa luz, que aunque no sean maestros como tu lector estrella Alejandro, lleven esa pasion inmensa de regalar sus conocimientos y ejemplo a quienes los necesite.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Alejandro Chang Hernández 17-12-2018 11:38
Marita, ya conozco a Carmencita, pero aún tengo curiosidad por conocerte a ti. Personas como ustedes dos son como rayos de luz que llegan a la vida de uno sin esperarlo, y se quedan encendidos para toda la vida.
Responder | Responder con una citación | Citar
# krist 19-12-2018 07:19
como alejandro tambien soñe con ser maestra ,desde pequeña le daba clases a mis muñecas pero al final me gradue de medico y mis sueños de niña los he cumplido pues tambien soy profesora el medico en cualquier funcion que desempeñe educa a mara,alejandro, carmen ly a todos los educadores muchas felicidades en su dia
Responder | Responder con una citación | Citar
# Alejandro Chang Hernández 20-12-2018 14:27
Qué bueno, krist. Siempre es agradable encontrar personas afines a uno. Los lectores de la Botella somos todos como familia, así que eres bienvenida también al club. Gracias por tus comentarios hermosos siempre.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Mara 22-12-2018 11:50
Gracias Krist, Ale todos somos los # botellasfans, con los pies en la arena esperando el proximo mensaje, un fuerte abrazo Para ti, luego te voy a esctibir, tenemos que mantener esta familia unida y comunicada jajaja, Felices fiestas!
Responder | Responder con una citación | Citar
# Alejandro Chang Hernández 25-12-2018 14:12
Igual para ti, Mara, y para todos los botelleros, jeje. Nos vemos en el 2019
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar