Jueves, 20 de junio de 2019 5:15 PM

Caleidoscopio

Hace apenas unos días recibí un regalo que a algunos pudiera parecerles inusual, mas no lo es. No podía creerlo. Mi prima ponía en mis manos el juguete que, desde mi infancia, sentía que me había faltado y venía ahora a calmar mi nostalgia.

Yo nunca lo encontré, recuerdo haberlo visto solo una vez en la casa de Ana y el viejo Arguis, lo habían comprado a su hija Liuba, con quien mi hermana Lily y yo jugábamos casi todo el tiempo debajo de las matas de guayaba de su patio grande.

"Póntelo en un ojo y cierra el otro, busca la luz y dale vueltas al tubito", me dijo Ana. Yo lo hice y aquello que vi me ha acompañado la vida entera. No creía que eso pudiera haber sido hecho por alguien, porque parecían pedazos de naturaleza atrapados allí.

De pronto creía que era un proyector, parecía como una película, puesto que cambiaban las formas y figuras, luego movía el tubito para ver si eran ciscos de vidrio coloreados que hubieran sido puestos allá adentro.

No sabía entonces nada de esa invención, ni de las leyes de la física, tampoco de dónde venía aquella belleza, ni de cómo a alguien sabio se le despertó la idea de hacer un juguete así, donde estuvieran juntos el espejo y la luz.

Ahora mi prima venía de lejos y me devolvía el asombro, porque ella también sabe de nostalgias y de cómo engañarlas. Ahora yo volvía a ponerme aquel objeto en un ojo, ansiosa por ver lo que había adentro. Y no interesa que ya sepa cómo fue hecho, no puedo dejar de mirarlo y de pensar que cómo a alguien se le pudo ocurrir esto.

Se parecen las figuras a los vitrales de alguna catedral, a los azulejos de los palacios y mezquitas, a las preciosas telas y tapetes del Oriente, a la bellísima descripción que del Quetzal, el ave magnífica, nos legara Martí.

Aparecen de pronto y ante el más leve giro ellas cambian, son como piedras preciosas que se atraen, se unen por sí y forman una joya; lo mismo van al centro que salen hacia afuera, parece que danzan y por eso vienen a mi mente los movimientos de los bailarines chinos en aquella pieza que lleva el nombre de esta invención y que muchas veces también vi con asombro.

Si halo el cilindro hacia adelante, como si fuera un telescopio, aquello allá adentro toma muchas dimensiones; las figuras parecen divididas por capas, puestas unas seguidas de otras, adentro de ellas mismas, superpuestas; y los colores del frente se esparcen por todos los bordes del cilindro dando la sensación de que el espacio crece, se ensancha.

No bastan el espejo y la luz, teoría o ley alguna para explicar esto; no es suficiente saber de dónde viene, que pudiera ser más simple de lo que parece, ni siquiera creo que resulta necesario saber nada.

"Póntelo en un ojo, cierra el otro y mueve el cilindro suavemente"; le digo ahora a todo el que llega y me quedo esperando. Y cuando alguno me pregunta "¿qué es esto?", antes de responderle que es un caleidoscopio, ya escucho la expresión de sorpresa que despierta, el entusiasmo, el asombro.


Comentarios  

# Mara 02-06-2019 14:47
Que hermoso regalo!!, es verdad que todos llevamos un niño dentro, como me gusta esa gente que de vez en cuando lo dejan asomar, como tu Carmen Luisa, disfruta tu caleidoscopio y que tu vida tenga todos los colores de la naturaleza como tu regalo, un abrazo!!
Responder | Responder con una citación | Citar
# Alejandro Chang Hernández 03-06-2019 07:41
Llegar un lunes con sueño, sin ganas de hacer nada y ver uno de tus escritos, es como si en vez de un sol, existieran dos. La vida es un caleidoscopio de amor y esperanza cuando se quiere hacer el bien y entregar todo lo que tienes con amor y constancia.
Responder | Responder con una citación | Citar
# krist 12-06-2019 08:35
bello el comentario pero pero impresionante fue ver el rostro de carmen luisa cuando vio en sus manos su caleidoscopio es verdad mara todos llevamos un niño dentro y el mio va a salir cuando tenga en mis manos una esfera como la que hay en la escuela primaria del asiento en chambas donde estudie hace muchos años y que aun la recuerdo le deciamos la bolita del mundo el dia que logre tener esa esfera te voy a buscar carmen luisa para que narres con tus palabras magicas lo que voy a sentir ese dia
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar