Sábado, 20 de julio de 2019 1:54 PM

Cuba inmersa en levantar su economía, pese a bloqueo de EE.UU

Las recientes medidas anunciadas por el gobierno cubano, entre ellas el incremento salarial al sector presupuestado, forman parte de un programa para impulsar la economía nacional, afectada, en gran medida, por el bloqueo de Estados Unidos.

Desde su llegada a la presidencia en abril de 2018, el mandatario Miguel Díaz-Canel ratificó como principales líneas de su administración la defensa del país y su avance en el desarrollo económico-social.

Si bien el asedio constante de Estados Unidos a negociaciones de la isla con otros países, multas a bancos y sanciones económicas, obstaculizan el empeño de Cuba en materializar su progreso, tales fórmulas no empañan la visión de un futuro mejor.

Luego de anunciadas las medidas económicas, el jefe de Estado compareció, junto a miembros del Consejo de Ministros, en el espacio televisivo Mesa Redonda.

Allí refirió que, con el aumento salarial, Cuba comenzaba a romper la inercia hacia una relación entre el trabajo y los ingresos en un sector que brinda servicios muy demandados por la ciudadanía: el presupuestado.

De acuerdo con Díaz-Canel, esa decisión es apenas el inicio de otras que vendrán, como la reforma salarial, la adopción de una política de precios más coherente, y la unificación monetaria y cambiaria.

Recordó que dichas disposiciones se materializarán, pese al recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace casi seis décadas.

El mandatario instó a trabajar por aquellas cosas que le hacen bien al país a fin de avanzar hacia el desarrollo económico y el bienestar de la población. Esto tiene que ver con convicciones y compromisos de actores sociales y económicos, y también en el ámbito del trabajo por cuenta propia, afirmó Díaz-Canel.

Asimismo, llamó a batallar contra comportamientos que no sean emancipadores y a laborar a favor de la ética que debe distinguir a la sociedad cubana.

Por su parte, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, citó, entre otras medidas, potenciar la producción nacional, diversificar e incrementar las exportaciones, sustituir importaciones, fomentar los encadenamientos productivos, potenciar la empresa estatal y avanzar en la soberanía alimentaria.

“Estas acciones no son estáticas, las iremos modificando según las circunstancias con el fin de elevar el nivel de vida de la población”, añadió Gil.

Según el titular, el Gobierno busca cumplir la política aprobada sobre la construcción de viviendas y utilizar la ciencia en función de los problemas de la economía.

Además, informó que se estudia el uso de la criptomoneda, pues se quiere fortalecer la empresa estatal y desarrollar una institución que respalde el financiamiento productivo.

Precisó que hay que avanzar en el desarrollo de fuentes de energía renovables y reiteró la importancia del turismo para Cuba, porque es un sector dinamizador de la economía nacional.

A criterio de la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González, el incremento salarial al sector presupuestado es significativo, aunque dijo que no se trata de una solución definitiva.

González comunicó que la medida tiene entre sus objetivos reconocer a trabajadores de la salud, educación, investigación, prensa, cultura, el sector artístico, jueces, fiscales, gobiernos locales, y organismos de la administración central del Estado, entre otros.

En ese sentido, detalló que, próximamente, se va a implementar una escala salarial con mínimo de 400.00 pesos y máximo 3 000.00 pesos, que impactará de manera positiva en más de dos millones 700 000 cubanos, entre trabajadores y jubilados del sector presupuestado.

Al respecto, puntualizó que alrededor de un millón 500 000 jubilados y pensionados recibirán aumentos en sus emolumentos.

Todos los trabajadores del sector presupuestado tendrán incrementos, y ello incluye a empleados administrativos, de servicios, cuadros de dirección, trabajadores de las organizaciones políticas y de masas, y de la defensa y orden interior, enfatizó.

Al hablar de esa disposición, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, consideró que el principio de redistribución de la riqueza, que caracteriza al socialismo cubano, es la fuente principal del aumento salarial.

De acuerdo con Bolaños, los recursos para financiar la medida provendrán del presupuesto aprobado para este año, bajo el principio de la redistribución.

También es pertinente ir a una mayor producción, con mejores rendimientos, y, por esa vía, ampliar las ofertas de servicios, que generarán más recursos al presupuesto estatal, agregó.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar