Schiller y su armonioso estilo

• “No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos”, sentenció el escritor y poeta trágico alemán Federico Schiller (1759–1805).
Investigadores de su obra afirman que Schiller ejerció en su país una influencia tanto más considerable cuanto mayor y más merecida era su popularidad. Lleno de originalidad e imaginación, su estilo fue admirablemente armonioso.
Entre sus obras más notables figuran Los bandidos, Wallestein (drama histórico ambientado en la guerra de los Treinta Años (1618-1648), María Estuardo, Don Carlos y Guillermo Tell.

• El abanico, ese útil aditamento utilizado principalmente por las féminas, fue inventado en el siglo VII d. de C. Los japoneses lo consideran como un objeto ritual.

• Sepa, amigo internauta, que la palabra "Papa" proviene de una orden de Urbano II, en la que se dice que servirá para designar a todos los pontífices de la Iglesia Católica, pues reunía las iniciales de las palabras Pedro, Apóstol, Pontífice y Augusto.

• Conozca que la locución latina Taedeum vitae significa Asco de la vida. Puede ser consecuencia de una vida inactiva y sin objeto.

• El compositor francés Camilo Saint-Saëns Saint-Saëns (1835–1920) legó a la posteridad importantes obras, entre estas la ópera Sansón y Dalila, el poema sinfónico La danza macabra, la obra religiosa El diluvio, y otras muchas de música de cámara.

• En mayo de 1875, una serie de violentos temblores de tierra asolaron a Colombia y Venezuela, con el trágico saldo de 16 000 personas fallecidas.

• El histiólogo español Santiago Ramón y Cajal (1852–1934) ganó celebridad planetaria por sus descubrimientos biológicos. Entre estos trabajos figuran Morfología de las células nerviosas y conexiones de estas al cerebelo, y Mutaciones de la neurona y unidad genética de la fibra nerviosa. Como reconocimiento a sus aportes científicos, recibió el Premio Nobel de Medicina en 1906.