Luz y Caballero: maestro y pensador

“Bienaventurados los que conocen las señales del tiempo y las siguen”, sentenció el maestro y pensador habanero José Cipriano Pío Joaquín de la Luz y Caballero (1800–1862), considerado por los especialistas versados en su vida y obra como un maestro por excelencia y formador de conciencias que engrandeció el sentido de la nacionalidad cubana.

De sorprendente fue catalogada su obra Aforismos, en la cual compiló notas y sentencias cortas atesoradas durante toda su vida. Allí iba a parar todo lo que mereciera la atención de este ilustre cubano: pensamientos inherentes a la religión, la Patria, las ciencias y, por supuesto, la humanidad.

Estudió Latín y Filosofía, se graduó de Bachiller en Leyes, conoció y recibió clases de Félix Varela y llegó a dominar varios idiomas; sus escritos aparecieron en distintos soportes y firmaba toda una gama de seudónimos: Un habanero, El justiciero, Un amante de la verdad y El amigo de la juventud.

Luz y Caballero fue un excelente polemista, y se le cataloga como la persona que más ha hecho por la educación pública en su país. José Martí le llamó El silencioso fundador.

• El Pico Turquino, como se conoce, es la mayor elevación de la República de Cuba, con 1 974 metros. Pero dicha altura dista mucho de las cimas más altas de Las Antillas. Por ejemplo, el Pico Duarte, en Santo Domingo, mide 3 087 metros. Tambien hay cotas mayores que la cubana en Haití y en Jamaica.

• Añada a su acervo esta curiosidad: el primer filme animado se llamó Fases humorísticas de caras divertidas. La producción data de 1927 y para lograrla fue necesario hacer la friolera de unos 3 000 dibujos.

• Sepa que según la velocidad de la combustión de dos varillas de incienso, los bizantinos medían el tiempo.

• Paraninfo se le dice a la persona que en las universidades hace el discurso de apertura del año escolar. Pero conozca que en ciertos centros de altos estudios recibe ese nombre el salón donde se realizan los actos académicos. Se identifica así, además, el padrino de una boda y a quien anuncia un suceso feliz.