• Aumenta las restricciones de viaje para recrudecer la prohibición del turismo de los Estados Unidos a Cuba.

• La política reafirma el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba.

• Se opone a las convocatorias en las Naciones Unidas y en otros foros internacionales que apoyan a Cuba y piden el fin del bloqueo.

• Los viajes con fines educativos no académicos se limitarán y tendrán que ser en grupo.

• Se prohíbe el viaje individual autodirigido permitido por la administración Obama.

• Los cubano-americanos podrán seguir visitando Cuba y enviar remesas.

• La nueva política limita las actividades económicas con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

• Restringe las posibilidades de negocios con las empresas públicas de Cuba, donde labora la mayor parte de los cubanos.

• Mantiene que las entidades estadounidenses puedan desarrollar vínculos con el sector cuentapropista.

• El memorándum dirige a los Departamentos de Tesorería y Comercio para iniciar el proceso de emisión de nuevas regulaciones dentro de los 30 días.

• Los cambios de política no tendrán efecto hasta que los Departamentos hayan finalizado sus nuevas regulaciones, un proceso que puede tardar varios meses.

• No restablece la política de “pies secos–pies mojados”.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter