Lázaro PeñaLázaro Peña se recuerda como el inclaudicable capitán de la clase obrera. Pero la impresionante hoja de servicios a la Patria y a los trabajadores cubanos hace pensar por momentos que el rango imaginario pudiera no reflejar la magnitud de su talla revolucionaria.

VíctorEl joven oficial llegó a la República Popular de Angola (RPA) el 14 de junio de 1989. Al día siguiente estaría de cumpleaños, el primero que iba a pasar lejos de la familia. El “gorrión”, según sus palabras, se le encaramó en la cabeza. Por suerte, bien pronto hizo mutis. El trabajo apremiaba.

David 1La llamada telefónica no lo sorprendió, es más, la esperaba. “Sales para Angola”, anunció la voz del jefe. Y a continuación: “Sella la oficina y dale para acá. Mañana tienes que estar en la Dirección Nacional.” Era aproximadamente la medianoche del 29 de diciembre de 1975.