Recuperación Huracán Irma NDM 23Entre el follaje de los árboles abatidos por el Huracán Irma en Ciego de Ávila y los estragos en el fondo habitacional ya se dejan ver algunos datos preliminares de las afectaciones en la provincia, indispensables para encaminar las acciones de recuperación allí donde más prioritario sea.

Los números agobian, pero no tanto como las imágenes y las vivencias junto a los damnificados. No obstante, sacar bien las cuentas en los diagnósticos es garantía de eficiencia después, a la hora de repartir lo poco de que se dispone, sabiendo, además, que casi la totalidad del país debe levantarse de un impacto de gran magnitud.

Manuel Rieche González, jefe del subgrupo de dirección del Consejo de Defensa Provincial, comparte los guarismos con los que las autoridades políticas y gubernamentales ya comenzaron a trabajar con serenidad, como quien ha vivido lo suficiente para saber que se puede.

Todavía se mantienen 2008 personas en 21 albergues habilitados (en todos los municipios excepto Majagua), toda vez que los derrumbes totales y parciales de viviendas se contabilizan en 3711. El mayor por ciento de las afectaciones, allí donde las casas aguantaron los vientos aciclonados, se concentran en las cubiertas. Para reponer los techos que volaron con el huracán harán falta, por ahora, 169 925 metros cuadrados de cubierta ligera y 19 252 vigas de nueve metros. Pero esa cifra podría aumentar.

lacuba Irma3También el sector económico presenta daños en sus entidades, entre ellos 37 almacenes (siete de alimentos), 188 establecimientos comerciales (97 bodegas) y 50 de la Industria Alimentaria (28 panaderías). Las pérdidas en el ganado se estiman en un centenar de vacunos y más de 51 000 aves, pues 17 naves avícolas sufrieron daños directos.

El perjuicio a la actividad agrícola no es menor. Unas 2200 hectáreas de plátano están en el suelo y con ellas la posibilidad de disponer de 52 400 toneladas de esta vianda básica en la dieta del avileño. El resto de las producciones corrió similar “suerte”: 28 900 hectáreas baldadas y en consecuencia 346.8 toneladas de alimentos menos.

Uno de los servicios más urgentes, el de la electricidad, fue severamente abatido por Irma. Al cierre de esta información se habían contabilizado 714 postes eléctricos, 75 transformadores y dos subestaciones de distribucióninutilizados, así como unos 54 kilómetros de tendido eléctrico. En total 126 circuitos están apagados y se trabaja paulatinamente en su restablecimiento. En las últimas horas más de 20 000 clientes están de alta gracias al esfuerzo ininterrumpido de una tropa que sabe de contingencias.

A partir de este miércoles dos brigadas de trabajadores de las empresas eléctricas de Santiago de Cuba y Guantánamo, que ya están en el territorio, apoyarán las labores en los municipios de Bolivia y Chambas (Punta Alegre) respectivamente.

Además de los problemas con el abasto de agua potable, teniendo en cuenta la disponibilidad del líquido, poco más de 17 kilómetros de redes de acueducto resultaron afectadas. Con las lluvias asociadas al meteoro los embalses avileños recibieron 21,5 millones de metros cúbicos de agua, que aliviarán en parte los efectos de la intensa sequía.

Escuela de Bolivia JORGE LUIS SANCHEZ Huracán IrmaEducación y Salud también contabilizan menoscabos en sus instalaciones. Aunque el curso escolar se retomó este miércoles, 261 entidades de Educación presentaban afectaciones, incluidos dos derrumbes totales en Majagua y Ciro Redondo. Por su parte, los servicios asistenciales de salud tuvieron 105 instituciones dañadas, en su mayoría consultorios del médico de la familia y 24 farmacias.

En el horizonte avileño solo se divisa trabajo y más trabajo, única fórmula para recuperar la devastación que dejó a su paso el mayor huracán formado en el Atlántico desde que se tiene registro. Aunque suene trillado, solo un huracán de similar magnitud e intensidad, pero de esfuerzo, cooperación, solidaridad y liderazgo tendrá la capacidad de revertir la compleja situación que vive el territorio.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar