tabacoLa sequía, los estragos de Irma y las lluvias de octubre han acumulado varios retos para los tabacaleros avileños: primero, recuperar los 2 324 aposentos afectados por los vientos huracanados, y, luego, entresacar la postura salvable de los más de 1 000 canteros dañados.

La modalidad de tabaco tapado garantiza un mayor rendimiento de la hoja

En octubre comenzaron los intentos de preparar las tierras, pero al término de este mes los índices marchaban por debajo de lo previsto y los materiales para las reparaciones llegaban con altibajos.

Luis Perdomo Martínez, especialista agrícola en la Empresa Agropecuaria Florencia, explicó que las afectaciones parciales de cubierta han sido solucionadas, en su mayoría, con recursos extraídos de los propios almacenes de la entidad. En lo adelante dependerán de la llegada de materiales y de las habilidades de cada productor para resarcirse.

En noviembre las labores de siembra se han incrementado y 26 hectáreas, de las 700 contratadas, se han completado, con un predominio del tabaco tapado sobre el sol en palo, modalidad que ocupará 470 hectáreas para confirmarse en la preferencia de los vegueros.

Otro de los alientos importantes en el sector ha sido la introducción de la técnica de cepellón, la cual ha permitido alcanzar un buen balance de posturas y mayor resistencia ante las inclemencias meteorológicas.

En la presente campaña se espera que logren acopiarse cerca de 700 toneladas de esta solanácea, las cuales por su calidad, tradicionalmente, se dedican a la exportación.

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar