Ciego se moja pero 1Dicen que han transcurrido más de 40 meses. A los habitantes de Ciego de Ávila, sin embargo, les parece que han pasado años desde que sobre la ciudad cabecera cayó el último aguacero “macho de verdad”, como diría un guajiro.

Aun cuando no acumule volúmenes, la lluvia purifica el entorno urbano y beneficia a la agricultura

Por eso esta lluvia —no intensa, pero sí constante, que comenzó en la madrugada de hoy 15 de mayo y pasado el mediodía aún siguió humedeciendo calles y parques, árboles, áreas e instalaciones— atrae el interés de muchas personas.

Tres décadas atrás, no se me hubiera ocurrido inclinarme sobre el teclado para escribir que llueve en Ciego de Ávila. Hoy, sin que ello constituya noticia, lo hago. Ha sido tanta, tan prolongada y brutal la sequía que vale la pena decirlo, sobre todo para aclarar que tales precipitaciones aún no tienen repercusión directa sobre el deprimido manto freático o en el también preocupante estado de los embalses del territorio.

No obstante, bienvenida sea esta agua para la agricultura, para quitarle un poco de ardorosa sed a la cresta del suelo, para empezar a humedecerlo y a crear mejores condiciones para la infiltración del preciado líquido cuando le dé —si es que por fin le da, ojalá— por llover de verdad, como alguna vez ocurrió, como antes solía suceder, como tanto lo necesitan la provincia y el país.

Según con datos ofrecidos por el ingeniero hidráulico Orisbel Ruiz Malbáez, subdelegado técnico en la Delegación Provincial del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en Ciego de Ávila, la red básica del territorio cuenta con 106 estaciones publiométricas, de las cuales 36 intervienen en la llamada red diaria y solo dos registran más de 50 milímetros de lluvia en lo que va del presente mes.

No es casual, por tanto, que el acumulado, desde enero, apenas inscriba el 64,3 por ciento de lo que debiera haber precipitado sobre esta provincia, de acuerdo con la media histórica.

De cualquier modo, en buena hora ha llegado el frente frío de las últimas horas. Bien viene el agua asociada a él, aún cuando, las galerías subterráneas, y el vaso de presas y embalses continúen pidiéndola mediante todas las señas habidas y por haber.

Ciego se moja pero Desde medianoche comenzó a “chubasquerar” en distintos puntos

Submit to Google PlusSubmit to Twitter

Comentarios   

0 #2 Pastor Batista 17-05-2017 23:56
Debes tener razón, Lester... En todo caso se trata de una frase criolla, más vieja que tú, que yo y que nuestros padres y abuelos, en sentido figurado, por demás.
De cualquier modo, a raíz de tu acuciosa observación, no acabo de imaginar un aguacero hembra de verdad.
No obstante, gracias por el comentario, mucho más un día como hoy, 17 de mayo: guajiro y de lucha contra la homofobia.
Citar
0 #1 Lester 16-05-2017 16:19
Con todo respeto, para mí la frase: cayó el último aguacero “macho de verdad”, como diría un guajiro. solo reproduce patrones machistas.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar